viernes, 20 de enero de 2017

Logran activar la superconductividad del grafeno



Científicos de la universidad británica de Cambridge han logrado activar ciertas propiedades que convierten al grafeno en un material superconductor, capaz de transportar corrientes eléctricas sin resistencia alguna, según un trabajo que publica hoy la revista Nature Communications.

Desde el descubrimiento en 2004 del grafeno, un material con propiedades singulares que promete revolucionar diversos ámbitos de la tecnología, los científicos han buscado el modo de utilizarlo como un superconductor. Angelo Di Bernardo y Jason Robinson, investigadores del Centro para el Grafeno de Cambridge, han alcanzado ese objetivo uniendo el material con otra sustancia, óxido de cerio con praseodimio (PCCO, en inglés).

"Desde hace mucho tiempo se había postulado que, bajo las condiciones adecuadas, el grafeno debía registrar una transición hacia la superconducción", afirma Robinson en un comunicado de la universidad. Hasta ahora, se habían registrado propiedades similares a la superconducción uniendo grafeno con otros metales, una técnica que, sin embargo, no demostraba que el propio material estuviera transmitiendo electricidad sin resistencia.
Estructura del grafeno

"Poner el grafeno sobre un metal puede alterar de forma dramática sus propiedades y hacer que se comporte de un modo distinto al esperado. Pero lo que vemos en esos casos no es una superconductividad intrínseca al material", describe el científico. El experimento desarrollado en Cambridge sugiere en cambio que el PCCO "despierta" ciertas propiedades del grafeno, que actúa efectivamente como un superconductor.

"Hemos visto un tipo de conductividad muy distinta en el grafeno y en el PCCO. Eso era esencial, porque significa que la superconductividad no era una propiedad externa y que el PCCO solamente era necesario para activar la propiedad intrínseca del grafeno", sostuvo Robinson. El grafeno está formado a partir de una única capa de átomos con sorprendentes propiedades mecánicas, ópticas y eléctricas.

Destaca por su alta dureza, su transparencia y su flexibilidad, y sus aplicaciones alcanzan sectores tan diversos como la informática, la telefonía móvil, las soluciones energéticas y la industria alimentaria. La promesa de contribuir al avance de la tecnología ha llevado a al Comisión Europea a convertir la investigación sobre el grafeno en uno de sus focos de atención para los próximos años, y ha dedicado una inversión de más de 500 millones de euros.

La propiedad superconductora del grafeno descubierta por Robinson y Di Bernardo abre nuevas posibilidades prácticas para ese material, que podría utilizarse en circuitos de ordenadores cuánticos de alta velocidad.

jueves, 19 de enero de 2017

Crean transistores flexibles para la piel



Científicos de un equipo internacional crearon un material conductor que se adapta a la piel y que mantiene sus propiedades eléctricas incluso cuando se dobla o se estira hasta el doble de su longitud.

El hallazgo, publicado en Sciene, facilitará la creación de nuevos dispositivos electrónicos vestibles y también podrá emplearse en aplicaciones médicas.

Los materiales de estos transistores estirables no se mezclan pero, mediante el nanoconfinamiento, conviven y mantienen propiedades como la elasticidad y la conductividad eléctrica.


viernes, 13 de enero de 2017

Hombre lleva 50 años congelado por una prueba


Este jueves 12 de enero, se cumplieron 50 años de que una persona fuera congelada y ciopreservado con el fin que cuando pasara el tiempo pudiera ser resucitado con la tecnología del futuro.

Se trata del profesor estadounidense James Bedford, quien murió cuando tenía 73 años de edad debido a un cáncer renal. Ha sido la primera persona en ser ejemplo de este tipo de técnicas.

El experimento se hizo gracias a la empresa Life Extension Society, que lanzó una campaña que ofrecía los servicios de congelar gratis, y determino al profesor como la primera persona a la que se le practicaría la suspensión criogénica.

El proceso consistió en que horas después de su muerte, los expertos le inyectaron en su cuerpo sulfóxido de dimetilo, que son químicos que supuestamente no dejan deteriorar los tejidos ni los órganos. Luego fue congelado con hielo seco y de inmediato fue puesto en nitrógeno líquido.

Hasta el momento no se ha comprobado la efectividad del experimento, y el cuerpo sigue criogenizado. Se encuentra en la fundación Alcor Life Extension.


jueves, 12 de enero de 2017

Hallan que la formación del cerebro es hasta la edad adulta

La parte del cerebro que permite reconocer los rostros continua desarrollándose hasta la edad adulta, un descubrimiento que sorprendió a científicos divulgado en un estudio.

Los científicos pensaban que el crecimiento de los tejidos cerebrales terminaba al principio la vida, y que el cerebro se adaptaba luego organizando la sinapsis entre las neuronas.

Al examinar con resonancia magnética cerebros de niños y de adultos, los investigadores descubrieron que la zona de la corteza cerebral que aparentemente juega un papel clave en el reconocimiento de las caras —llamada giro fusiforme— continuaba creciendo hasta la edad adulta.

Esto explicaría por qué los adultos reconocen mejor las caras que los niños, revelaron los autores de este estudio, presentado en la revista estadounidense Science y realizado con 47 personas (22 niños de 5 a 12 años y 25 adultos de 22 a 28 años).

Los investigadores determinaron que los adultos tenían proporcionalmente un 12,6 por ciento más de materia cerebral en el giro fusiforme que los niños.

Kalanit Grill-Spector, profesora de psicología del Instituto de Neurociencias de la Universidad de Stanford, subrayó que antes los científicos pensaban que la formación del cerebro se producía solamente durante la infancia y la adolescencia, pero en lo que se refiere al giro fusiforme, esta formación va más allá.

Esta parte de la corteza cerebral es única en los humanos y los grandes primates. Los científicos también examinaron otras zonas del cerebro implicadas en el reconocimiento de los lugares, pero su tamaño no variaba con la edad.

Para Grill-Spector, este descubrimiento facilitará la comprensión de ciertos aspectos del envejecimiento y de las dificultades de algunas personas para reconocer caras. Según este estudio, uno de cada 50 adultos estaría afectado por este problema.

¿Son inteligentes las plantas?


0
Comentar

Las plantas sienten, escuchan y pueden ver, en lo que presenta como una forma distinta de inteligencia "que no está relacionada directamente con el cerebro".

“Las plantas tienen nuestros cinco sentidos y 15 más”. Ese fue uno de los temas tratados por Stefano Mancuso, doctor en ciencias y director del Laboratorio Internacional de Neurobiología Vegetal de la Universidad de Florencia, y Alon Chen, doctor en neurobiología y director del Instituto Max Planck de Psiquiatría, en el Congreso del Futuro.

Mancuso argumentó que las plantas sienten, escuchan y pueden ver, en lo que presenta como una forma distinta de inteligencia "que no está relacionada directamente con el cerebro". "Las plantas son organismos inteligentes, pero se mueven y toman decisiones en un tiempo más largo que el del hombre", agregó.

Dijo que la Boquila trifoliata es una planta que "puede imitar las hojas del árbol en que se enrosca. Tiene la capacidad de cambiar su forma, cuerpo, color e incluso la textura del árbol en el que se encuentra".

Si bien el comportamiento de esta planta sigue siendo un misterio, Mancuso propone que su capacidad se explicaría en que la planta tiene el sentido de la visión. "Esta planta puede ver y percibir formas", aseguró el científico.

El científico afirmó que tienen familia y parientes y que reconocen su cercanía. "Se comportan de manera totalmente distinta si a su lado hay parientes o hay extraños. Si son parientes no compiten: a través de las raíces, dividen el territorio de manera equitativa".

EyeHarp es el nuevo instrumento musical creado por dos científicos

EyeHarp es un nuevo instrumento musical digital, creado por dos científicos del Grupo de Investigación en Tecnología Musical de la Universidad Pompeu Fabra (UPF) de Barcelona, que permite tocar y componer música utilizando únicamente la mirada, lo que lo hace muy apto para personas con discapacidades.

Zacharias Vamvakousis y Rafael Ramírez son los artífices de esta creación, un instrumento musical digital controlado a través de la mirada en la que la interacción y la expresividad con el instrumento la hace el usuario seleccionando los acordes y arpegios, la melodía y el volumen, sólo a través de su mirada.

Los científicos han recordado los beneficios que aporta la música y que, por ejemplo, los músicos presentan algunas regiones cerebrales más grandes, mientras que las personas con discapacidad motora tienen dificultades a la hora de aprender a tocar un instrumento musical.

Según los investigadores, aunque se han desarrollado interfaces musicales digitales adaptadas (ADMI), esta alternativa es insuficiente para personas con incapacidad motora severa con parálisis muscular completa.

"Para estas personas, una buena alternativa podría ser la tecnología eye-tracking o de seguimiento de la mirada", según los expertos del Grupo de Investigación en Tecnología Musical.

Hasta el momento, Vamvakousis y Ramírez han completado una fase piloto para estudiar cuantitativa y cualitativamente la usabilidad del EyeHarp desde la perspectiva del intérprete.

Este experimento lo realizaron con ocho personas sin ningún tipo de discapacidad y con conocimientos musicales y un segundo estudio ha permitido estudiar la interfaz desde la perspectiva del público.

En este experimento participaron 31 personas que actuaron como audiencia y que valoraron dos conciertos: una interpretación para EyeHarp solo, y otra para EyeHarp, dos guitarras y flauta.

Según Vamvakousis y Ramírez, que han publicado su trabajo en la revista Frontiers in Psychology, "los resultados obtenidos indican que, al igual que los instrumentos musicales tradicionales, el instrumento musical digital que hemos desarrollado tiene una curva de aprendizaje muy pronunciada y permite producir interpretaciones expresivas, tanto desde el punto de vista del intérprete como del público".

"Estos resultados abren camino para poder disponer del EyeHarp para personas discapacitadas y facilitar el aprendizaje y la interpretación musical, disfrutando, a su vez, de las ventajas cognitivas que, según han evidenciado varios estudios previos, ofrece esta actividad", han añadido.

El proyecto ha recibido financiación del programa de investigación e innovación Horizont 2020 de la Unión Europea, así como de los proyectos españoles TIN (Tecnologías Informáticas para la Sociedad de la Información) dentro del proyecto TIMUL.

Silicio, tercer elemento del centro de la Tierra


El ser humano, que ha sido capaz de viajar a la Luna y ha mandado robots hasta los abismos del Sistema Solar, hasta ahora no ha conseguido acercarse al centro de la Tierra para mirarla por dentro. Y ni siquiera sabe exactamente qué componentes existen allí.


El núcleo del planeta conserva elementos que permitirán descifrar enigmas sobre su orígen y, por ende, el de la humanidad, además de ayudarnos a buscar planetas con las condiciones necesarias para albergar la vida como la conocemos.


Lo que se sabe hasta ahora es que el núcleo está compuesto por un 85% de hierro, un 10% de níquel y que el resto tiene, por lo menos, un elemento más ligero, señala el portal del diario El País. Durante años, los científicos han especulado sobre los elementos que pueden componer el 5% restante y el azufre, al igual que el oxígeno, aparecen entre las teorías.


Un equipo de investigadores japoneses parece haber resuelto el misterio: silicio. “Creemos que el silicio es un elemento importante del núcleo interno de la Tierra. Alrededor del 5% de su peso podría ser silicio disuelto en las aleaciones de hierro y níquel”, señaló Eiji Ohtani, autor principal del estudio en la Universidad de Tohoku (Japón), citado por la cadena BBC News.

¿Cómo lo saben?
Los científicos emplearon un método de observación de las ondas sísmicas que, junto con el análisis químico de los meteoritos, es el principal método para estudiar el núcleo interno de la Tierra sin llegar a él.


Los investigadores partieron de una mezcla de hierro, níquel y silicio y recrearon en laboratorio temperaturas de hasta 5400 ºC además de intensas presiones, similares a las que se dan en el centro de la Tierra. Los resultados del experimento coincidieron con las observaciones de actividad sísmica cerca del núcleo terrestre.


La existencia de silicio en el centro de la Tierra explica por qué el núcleo actúa como un escudo que desvía las partículas de radiación espacial que, de llegar al planeta, aniquilarían en poco tiempo a la mayoría de los seres vivos.


Sin embargo, Ohtani no descarta que se trate del único componente presente y asegura que es necesario seguir realizando estudios para tener resultados más concluyentes