domingo, 7 de enero de 2018

Conocimientos antiguos rescatados con tecnología moderna

Esta es la historia de un libro perdido que podría haber cambiado la historia del mundo. Perdido por más de mil años, contiene un registro único del mundo y las ideas de uno de los hombres más grandes de todos los tiempos.

Comenzó en Siracusa, Sicilia, Magna Grecia en el año 287 a.C., cuando nació Arquímedes, un genio extraordinario que estaba siglos adelantado a su época.

“No hay otro matemático en la antigüedad, ni tampoco en la historia, que se acerque a Arquímedes”, le dijo a la BBC, cuando el manuscrito fue recuperado, Chris Rorres, hoy profesor emérito de Matemáticas de la Universidad Drexel de Pensilvania, Estados Unidos.

ARQUÍMEDES

Arquímedes es famoso como el hombre que gritó “¡Eureka!” en la bañera. Estaba tratando de resolver un problema con una corona de oro del rey.

El rey sospechaba que el orfebre que la había fabricado le había mezclado plata, que era más barata. La corona pesaba la cantidad correcta, pero la plata es más ligera que el oro, por lo que se hizo la siguiente pregunta: ¿era más grande en volumen de lo que habría sido si estuviera hecha de oro puro?

Se supone que cuando Arquímedes se metió en la tina y notó que cuanto más se sumergía, más agua se salía de la bañera; se dio cuenta de que podía establecer qué tan grande era la corona sumergiéndola en un recipiente con agua y midiendo cuánto líquido se desplazaba.

Dicen que estaba tan emocionado por el descubrimiento que inmediatamente salió de su baño y corrió desnudo por las calles de Siracusa gritando la palabra griega para “lo he descubierto”:

No sabemos si los ciudadanos de Sicilia alguna vez vieron el cuerpo desnudo de Arquímedes, pero la verdad sobre la corona del rey fue revelada: el orfebre había sido deshonesto y Arquímedes había resultado ser un buen detective.

Durante su vida, Arquímedes se hizo famoso por sus inventos y temido por sus armas de guerra. El rey lo nombró consejero militar y le encargó la defensa de la ciudad.

Diseñó, entre otras armas, unas garras de hierro que agarraban a los barcos que se acercaban a la muralla, los levantaban y luego los soltaban de repente, aterrorizando a los enemigos. Pero es a través de sus matemáticas que se revela el verdadero genio de Arquímedes.

VALOR PARA Π

Fue a él a quien se le ocurrió un valor para π, 3.14159265358979323846..., vital para calcular el área de un círculo, uno de los componentes básicos de la ciencia. Lo hizo metiendo un círculo entre polígonos, pues su perímetro se puede calcular dado que sus lados son rectos.

Comenzó poniendo un hexágono dentro del círculo y otro fuera. Luego, fue agregando más y más lados hasta tener 96.

La idea era hacer que los polígonos se acercaran cada vez más al perímetro del círculo, pues eso le daría un par de límites cada vez más cercanos entre los cuales debía estar π.

A través de la reducción al absurdo (reductio ad absurdum), llegaba a aproximaciones con determinado grado de precisión, que daban los límites entre los cuales estaba la respuesta correcta. El nombre de esa técnica es método exhaustivo.

Así calculó que el valor de π estaba entre 310 ⁄ 71 (aproximadamente 3,1408) y 31 ⁄ 7 (aproximadamente 3,1429), una estimación que siguen utilizando los ingenieros hoy en día y es más que suficiente para todos los propósitos prácticos.

MATEMÁTICAS

Obsesionado por las matemáticas, no había ningún problema demasiado ambicioso para Arquímedes. Intentó incluso calcular la cantidad de granos de arena para llenar el Universo.

Los historiadores de su época contaban que Arquímedes se ponía eufórico cuando descubría formas matemáticas cada vez más complejas.

Trágicamente el genio de Arquímedes lo hizo tan conocido que hasta los romanos supieron de él, y ansiaban capturarlo. Cuando finalmente lograron invadir Siracusa se emitieron órdenes para tomar Arquímedes prisionero.

Sin embargo, al parecer, un soldado al que no le dieron esas instrucciones fue el que lo encontró, completamente absorto en sus matemáticas, sin haberse siquiera percatado del alboroto a su rededor.

La muerte de Arquímedes en 212 a.C. marcó el fin de una edad de oro en las matemáticas griegas, que fueron declinando gradualmente.

Sin embargo, las escrituras de Arquímedes sobrevivieron, copiadas por escribas que transmitieron sus preciosas matemáticas de generación en generación, hasta que en el siglo X se hizo una copia final de sus obras más importantes.

Pero el interés en las matemáticas se había perdido. El nombre de Arquímedes había sido olvidado. Un día del siglo XII un monje se quedó sin pergaminos. La consecuencia fue desastrosa.

Las páginas de esa copia final de la obra más importante de Arquímedes fueron reutilizadas para hacer un libro de oraciones. Cada una de las hojas que forman una doble página en el manuscrito fue cortada y dobladas para formar nuevas páginas, que tras lavarlas y rasparlas quedaron lo suficientemente claras como para poder escribir sobre ellas.

El manuscrito fue reciclado y convertido en lo que se conoce como un palimpsesto (un pergamino que “de nuevo” (“palin” en griego) se “raspaba, frotaba” (en griego “psao”) para borrar lo escrito y reutilizarlo).

Se convirtió en libro de oraciones del monasterio de Mar Saba en el desierto de Judea en Medio Oriente.

RENACER MATEMÁTICO

En el siglo XV, el Renacimiento llegó a Europa. La ciencia había avanzado lo suficiente como para que los estudiosos comprendieran los argumentos matemáticos de Arquímedes, pero nadie tenía la menor idea de que se habían perdido algunas de sus más grandes ideas.

Los matemáticos del Renacimiento tuvieron que lidiar con conceptos y problemas que Arquímedes había resuelto 1.500 años antes. Pasaron cientos de años antes de que se volviera a saber del manuscrito.

Nadie sabe cómo, pero apareció en una biblioteca en Constantinopla. Revisando el catálogo de la biblioteca, algo llamó la atención del experto danés en cultura griega Johan Ludvig Heiberg, así que fue a Constantinopla en 1906 para ver el documento que despertó su curiosidad.

Como no podía sacar el manuscrito de la biblioteca, Heiberg se llevó fotografías de la página y con ellas intentó reconstruir la obra de Arquímedes, una tarea increíblemente difícil cuando su única ayuda era una lupa.

En todo caso, el descubrimiento de Heiberg reveló ideas que nunca antes vistas. En el libro, Arquímedes no solo daba respuestas a sus cálculos, sino que había escrito sus pensamientos más íntimos, revelando cómo había llevado a cabo su trabajo.

LA OBRA “EL MÉTODO”

“El Método” reveló que Arquímedes creó un enfoque radical que ningún matemático había estado cerca de inventar. En su mente había construido un conjunto de escalas completamente imaginario para comparar los volúmenes de formas curvas. Lo usó para tratar de calcular el volumen de una esfera.

Como ya se conocía el volumen de un cono y un cilindro, trató de equilibrar la esfera y el cono en un lado con el cilindro en el otro. En su mente.

Imaginó hacer un número infinito de cortes y, usando una matemática muy compleja, encontró la forma de equilibrar los objetos en las escalas.

El resultado final: el volumen de una esfera es precisamente dos tercios del volumen del cilindro que encierra esta esfera.

Fue un resultado que consideró tan importante que pidió que lo inscribieran en su lápida como su descubrimiento matemático más importante.

Elaborar volúmenes utilizando infinitos cortes indica que Arquímedes estaba dando el primer paso hacia una rama vital de las matemáticas conocida como cálculo 1.800 años antes de que se inventara.

El concepto del infinito sigue siendo uno de los más complicados en matemáticas. El mundo moderno no podría existir sin el cálculo. Es esencial para científicos e ingenieros, y de ello depende la tecnología del siglo XXI.

OTRA DESAPARICIÓN

En 1914, cuando estaba a punto de descubrir el verdadero genio de Arquímedes, el plan de Heiberg de estudiar el manuscrito en Constantinopla fue brutalmente interrumpido.

La Primera Guerra Mundial estalló. Europa y el Medio Oriente se vieron sumidos en la confusión y el palimpsesto se perdió de nuevo. Los académicos tenían pocas esperanzas de volver a ver el documento.

Pero en 1971, Nigel Wilson, experto en Grecia Antigua, oyó hablar de una página de un manuscrito en una biblioteca de la Universidad de Cambridge y fue a investigar.

“Transcribí algunas oraciones. Incluían algunos términos técnicos muy específicos. Por el léxico descubrí rápidamente que se trataba de un ensayo de Arquímedes, y me di cuenta de que debía ser una hoja del famoso palimpsesto”, le contó a la BBC Wilson, miembro emérito y tutor de Estudios Clásicos de la Universidad de Oxford.

Una pista era su proveniencia: era uno de una colección de documentos que había pertenecido a un erudito llamado Constantine Tischendorf, un hombre de pocos escrúpulos.

A principios del siglo XX, Heiberg sólo tenía una lupa para leer el manuscrito. En los años 70, Nigel Wilson tenía la ventaja de la tecnología moderna. «La mayor parte de la página era legible y con la lámpara ultravioleta, las esquinas, que no se podían leer, se aclararon».

OBRAS DE ARTE

Después de la Primera Guerra Mundial, París y otras ciudades europeas se inundaron de obras de arte de Medio Oriente, pero nadie había visto la obra de Arquímedes. En 1991, Félix de Marez Oyens empezó a trabajar para la casa de subastas Christies y en su nueva oficina encontró una carta de una familia francesa que decía que tenía un palimpsesto.

Los propietarios dijeron que en la década de 1920, un pariente que era un coleccionista aficionado había adquirido el manuscrito en Constantinopla. Un multimillonario anónimo pagó US$2.000.000 por el documento.

Era 1998 y, gracias a que, unos meses después de comprarlo, el nuevo dueño depositó el manuscrito en The Walters Art Museum en Baltimore, Maryland, llegó por fin el momento de recuperar conocimientos perdidos durante más de dos milenios. Científicos, conservadores, clasicistas e historiadores pusieron manos a la obra.

Utilizando tecnología como imágenes multiespectrales y una técnica de rayos X que hace brillar el hierro en la tinta que fue raspada, descubrieron que el documento no sólo contenía siete tratados de Arquímedes, sino además discursos del orador ateniense clásico Hiperides y un comentario sobre las Categorías de Aristóteles del II o III siglo d.C.

Entre los tratados del matemático griego estaba la única copia sobreviviente Stomachion de Arquímedes, en el que trata de descubrir de cuántas maneras se pueden recombinar 14 piezas fijas para formar un cuadrado perfecto.

Se trata del primer trabajo para desarrollar la matemática de las combinaciones que son la base de las matemáticas de la probabilidad, algo que se pensaba que había surgido en el siglo XVII o XVIII.

DATOS

- Notablemente, la lectura de El Método dejó claro que Arquímedes había dado un gran paso hacia la comprensión del infinito; más que eso, había usado el concepto como parte de un argumento en uno de los teoremas.

Arquímedes estaba aún más cerca de la ciencia moderna de lo que se creía. Aunque ya se sabía que había dado algunos pasos en la dirección que conduce al cálculo moderno, el palimpsesto mostró que, en cierto sentido, Arquímedes ya había llegado.

- “El Método” reveló que Arquímedes creó un enfoque radical que ningún matemático había estado cerca de inventar. En su mente había construido un conjunto de escalas completamente imaginario para comparar los volúmenes de formas curvas. Lo usó para tratar de calcular el volumen de una esfera.

- La muerte de Arquímedes en 212 a.C. marcó el fin de una edad de oro en las matemáticas griegas, que fueron declinando gradualmente.

miércoles, 13 de diciembre de 2017

Video La 'capa de invisibilidad' es una sensación en China

La 'capa de invisibilidad' se ha vuelto en toda una sensación en China. Luego de su presentación al mundo el 4 de diciembre, los usuarios de Internet no han parado de comentar este invento.

Pero, ¿de qué se trata?: La grabación muestra a un hombre parado en medio de un arbusto que desaparece frente a las cámaras mientras sostiene la sábana transparente.

En principio da la impresión de que se puede ver de lado a lado, pero no es así cuando este hombre se cubre por completo tras desdoblarla. Sus creadores hablan de que puede ser muy útil en la guerra.

Hasta el momento ya llevan más de 21,4 millones de reproducciones y ha sido tema de debate en varios medios de comunicación. Algunos críticos usuarios en la red han desmentido los aspectos 'mágicos' de la capa.

El diario The Daily Mail cita a Zhu Zhensong, productor de la empresa Quantum Video, que dice que el video probablemente fue editado y filmado con una tela de plástico azul o verde que permite el efecto. Pese a ello la polémica está instalada en China y ahora en otras partes del mundo.

martes, 12 de diciembre de 2017

El truco definitivo que la Ciencia ha encontrado para recordar los nombres

Es un apuro por el que todos hemos pasado alguna vez. Comienza cuando te das cuenta de que necesitas llamar a la chica que trabaja el departamento de al lado, la del jersey azul y majísima, como pudiste comprobar tras varias horas de conversación en la última fiesta anual de la empresa. Automáticamente haces el amago. Y entonces, cuando es demasiado tarde, ocurre. “Oye, perdona, eehhhh... sí, tú —ufff ¿cómo era su nombre?—”. No, ya no hay remedio y sí, se ha notado que no sabías cómo se llama. Sin embargo, de cara al futuro, puede que la Ciencia haya dado con la solución. Desde luego, no cuesta nada intentarlo.

Repetir en voz alta aumenta la memoria verbal, sobre todo cuando se hace frente a otra persona, según el estudio llevado a cabo por el profesor Víctor Boucher de la Universidad de Montreal. Sus hallazgos son el resultado de un estudio publicado en “Consciousness and Cog-nition”. “Sabíamos que repetir en voz alta era bueno para la memoria, pero este es el primer estudio que muestra que si se hace en un contexto de comunicación, el efecto es mayor” afirma Boucher en la página web de la Universidad.

Para demostrarlo, Boucher y Alexis Lafleur pidieron a 44 estudiantes universitarios de habla francesa a leer una serie de lexemas en una pantalla. Durante la tarea, los participantes fueron sometidos a cuatro condiciones experimentales: repitieron los lexemas solo en su cabeza, los repitieron en silencio mientras movían los labios, los repitieron en voz alta mientras miraban la pantalla, y por último, los repitieron en voz alta frente a otra persona. Todo ello, mientras llevaban unos auriculares con ruido para no oír sus propias palabras. Después de una tarea de distracción, se les pidió identificar los lexemas de una lista.

Los resultados mostraron una clara diferencia cuando el ejercicio se realizó en voz alta en la presencia de otra persona, a pesar de que los participantes no habían escuchado absolutamente nada, mientras que repetir en la cabeza sin gesticular era la forma menos efectivapara recordar información.

“El simple hecho de articular la palabra sin hacer ruido crea un vínculo sensorial y motor con nuestro cerebro que aumenta nuestra capacidad de recordar. Pero si además está relacionada con la funcionalidad del discurso, nos acordamos aún más”, dice Boucher.

FUENTE: ABC

domingo, 10 de diciembre de 2017

Las moscas son más dañinas de lo que pensabas


Si es usted de esas personas incapaces de comerse algo en lo que una mosca acaba de posar sus peludas patas, quizás sea objeto de las burlas de sus allegados menos escrupulosos, pero no le falta razón. Porque además de molestos, pesados e insistentes, estos insectos pueden ser portadores de potentes patógenos que llevan de un lado a otro y que pueden perjudicar la salud humana, según concluye un equipo internacional de investigadores. Entre ellos, por ejemplo, el causante de la úlcera intestinal o la neumonía.

Los científicos han sospechado durante mucho tiempo que las moscas han desempeñado un papel en la propagación de enfermedades, pero este estudio publicado en la revista Scientific Reports agrega pruebas adicionales y muestra en que medida ocurre. El equipo estudió los microbiomas de 116 moscas y moscardones de tres continentes diferentes y encontró que, en algunos casos, portaban cientos de diferentes especies de bacterias, muchas de las cuales son dañinas para los humanos.

Al analizar cada parte del cuerpo de los insectos con un microscopio electrónico de barrido, resultó que las patas son las que parecen transferir la mayoría de los organismos microbianos de una superficie a otra. “Las patas y las alas muestran la mayor diversidad microbiana en el cuerpo de la mosca, lo que sugiere que las bacterias utilizan las moscas como lanzaderas en el aire”, explica Stephan Schuster, director de investigación en la Universidad Tecnológica Nanyang, en Singapur. “Es posible que las bacterias sobrevivan a su viaje, crezcan y se extiendan sobre una superficie nueva. De hecho, el estudio muestra que cada paso de los cientos que da una mosca deja una pista de una colonia microbiana”, añade.

Los moscardones y las moscas domésticas, ambas especies carroñeras, a menudo están expuestas a materia antihigiénica porque utilizan heces y materia orgánica en descomposición para alimentar a sus crías. De ahí recogen bacterias que podrían actuar como patógenos para los seres humanos, plantas y animales. Sorprendentemente, el estudio también refleja que las moscas recolectadas de los establos portaron menos patógenos que las de ambientes urbanos.

Úlceras intestinales

Los investigadores encontraron 15 muestras del patógeno humano Helicobacter pylori, que a menudo causa úlceras en el intestino humano, principalmente en las muestras de moscardón recolectadas en Brasil. Sin embargo, la ruta conocida de transmisión de esta bacteria nunca había considerado a las moscas como un posible vector de la enfermedad. Y el potencial de transmitir enfermedades aumenta cuanta más gente esté presente.

Por eso, “realmente uno se lo pensará dos veces antes de comer esa ensalada de patata que se ha quedado al margen en tu próxima comida campestre” afirma Donald Bryant, profesor of biotecnología, bioquímica y biología molecular en la Universidad de Pensilvania (EE.UU.). “Se-

ría mejor tener ese picnic en el bosque, lejos de los entornos urbanos, no en un parque central”.

Bryant cree que el estudio puede mostrar un mecanismo para la transmisión de patógenos que ha sido pasado por alto por los funcionarios de salud pública, y que las moscas pueden contribuir a la transmisión rápida de enfermedades en situaciones de brotes. Sin embargo, no son tan malas. Los científicos creen que podrían servir como una especie de “drones” vivos que, soltadas a propósito en un lugar y después capturadas, actúen como un sistema de alerta temprana de enfermedades, al dar información de cualquier material biótico que hayan encontrado. FUENTE: ABC

Tesla construyó de la batería más grande del mundo

Elon Musk gano la apuesta que realizó hace unos meses. El CEO de Tesla y SpaceX aseguró que podría terminar con los problemas energéticos del sur de Australia construyendo un proyecto que podemos considerar como la batería más grande del mundo.

Para llamar aún más la atención sobre dicho proyecto el ejecutivo dijo que podrían terminar la construcción del mismo en 100 días como máximo, y que si no cumplían con ese plazo al gobierno australiano les saldría totalmente gratis.

El CEO de Tesla hizo una demostración de confianza clara y Australia “recogió el guante”. Finalmente llego el importante día y Elon Musk cumplió lo prometido y han terminado el montaje de la batería más grande del mundo, un conjunto de Powerpacks que es capaz de ofrecer 100 megavatios.

Un megavatio equivale a un millón de vatios y que un kilovatio se traduce en 1.000 vatios, así que la potencia total de esa enorme batería es de 100 millones de vatios.

Esta enorme batería está diseñada para cubrir las necesidades de 30.000 hogares y se apoya sobre un sistema de energía eólica y solar, lo que significa que es autosuficiente y respetuosa con el medio ambiente.

El proyecto tenía un coste estimado de 50 millones de dólares.

Las pruebas reglamentarias comenzarán en breve para garantizar que la batería esté optimizada y cumpla con los requisitos de AEMO y del Gobierno de Australia Meridional.

Representantes de Tesla, la compañía francesa de energía renovable Neoen y la firma de ingeniería de Adelaida Consolidated Power Projects se unieron al primer ministro de South Australia Jay Weatherill para lanzar oficialmente la batería.

Conectado al parque eólico Hornsdale de Neoen, cerca de Jamestown, a tres horas en coche de Adelaida, el sistema Powerpack es un intento de aliviar algunos de los graves problemas energéticos del estado.

La participación de Musk vino de un ahora famosa apuesta derivado de luz Tesla presumiendo y bromas de Twitter en marzo. Musk dijo que si no lo lograba en 100 días, pagaría la factura, lo que podría haber sido hasta US $ 50 millones (A $ 65 millones).

Se puso en marcha los 100 días , el 29 de septiembre, a pesar de que ya habían terminado la mitad del proyecto.

Aunque el estado obtiene la mayor parte de su energía de fuentes renovables. El sur de Australia necesita urgentemente una solución energética impulsada por la demanda, luego de un gran apagón en septiembre de 2016 que dejó a los residentes en la oscuridad.

El sistema Powerpack tiene como objetivo «estabilizar la red de Australia del Sur”y suministrar suficiente energía para más de 30,000 hogares, que es casi igual a la cantidad de hogares que perdieron energía en septiembre”.

En marzo de 2017, el gobierno estatal anunció un plan para crear un fondo de A $ 150 millones (US $ 114 millones) para apoyar proyectos de energía renovable. Tesla fue seleccionada entre más de 90 ofertas competitivas para proporcionar todo el componente de almacenamiento de energía para Hornsdale Wind Farm de Neoen.

«Mientras otros solo están hablando, estamos entregando nuestro plan de energía, haciendo a Australia del Sur más autosuficiente y proporcionando energía de respaldo y energía más asequible para los australianos del sur este verano», dijo el primer ministro Jay Weatherill en un comunicado de prensa.

«La batería de iones de litio más grande del mundo será una parte importante de nuestra combinación de energía, y envía el mensaje más claro de que South Australia será una energía renovable líder con almacenamiento de batería»

martes, 10 de octubre de 2017

Científicos japoneses desarrollan medicinas en huevos de gallina



Investigadores japoneses modificaron genes de gallinas ponedoras para que sus huevos contengan medicinas para tratar enfermedades, incluido el cáncer, en un esfuerzo por reducir el costo de los tratamientos, indica un informe publicado este lunes por la prensa.

Si los investigadores logran producir interferón beta, una proteína utilizada en el tratamiento de enfermedades como esclerosis múltiple y hepatitis, criando esas gallinas, el precio de los medicamentos -que alcanzan los 100.000 yenes (unos 888 dólares) por unos microgramos- podría caer significativamente, según el informe publicado en la edición en inglés de Yomiuri Shimbun.

Los investigadores del Instituto Nacional de Ciencia Industrial y Tecnológica Avanzada (AIST) de la región de Kansai lanzó el proceso introduciendo genes que producen interferón beta en células precursoras de esperma de gallo, indica el periódico.

Se utilizan luego esas células para fertilizar huevos con la idea de que las gallinas que nazcan tengan sus genes modificados con esa particularidad.

Por el momento, los científicos tienen tres gallinas con huevos que contienen la medicina y ponen huevos casi a diario, señala el informe.

El equipo de investigadores estima que el precio de un tratamiento podría caer en un 10% de su precio actual, señala el periódico, esto, si es exitoso el avance tecnológico y si obtiene las certificaciones necesarias. (09/10/2017)

Uno de los elementos más raros de la tabla periódica rompe las leyes de la física cuántica

Nuevos experimentos han demostrado que los electrones del berkelio, un rarísimo elemento en la periferia de la tabla periódica que no existe naturalmente en la Tie-rra, no se comportan como deberían, desafiando de esta forma las leyes de la física cuántica, informa el portal Science Alert.

“Es casi como estar en un universo alternativo, porque estás viendo química que simplemente no ves en los elementos cotidianos”, comentó el descubrimiento el químico Thomas Albrecht-Schmitt, de la Universidad Estatal de Florida. Su estudio sobre este tema fue publicado en la revista ‘Journal of the American Chemi-cal Society’.

El berkelio pertenece al grupo de elementos radioactivos conocidos como los actínidos. Pese a que fue descubierto ya en 1949, se trata de un elemento todavía poco conocido debido a su radioactividad y a lo difícil que es sintetizarlo. En los últimos 50 años, se ha sintetizado menos de un gramo de este raro elemento.

Albrecht-Schmitt lideró un equipo de investigadores que realizó una serie de experimentos sobre 13 miligramos del metal radioactivo durante más de tres años, encontrando que el comportamiento de sus electrones no se puede explicar bajo los principios de la mecánica cuántica. Más bien, sus electrones parecen regirse por la teoría de la relatividad de Einstein, que establece que cuanto más rápido se mueven los objetos con masa, más pesados se vuelven.

Los científicos descubrieron que cuando los electrones del berkelio empiezan a moverse a velocidades extremadamente rápidas alrededor del núcleo altamente cargado de cada átomo, estos se vuelven más pesados y se portan de una manera inusual. “Hace unos años, nadie pensó que se pudiera hacer un compuesto de berkelio,”, explicó Albrecht-Schmitt.

Según el autor del estudio, “incluso después de haber tenido berkelio durante casi 70 años, muchas de sus propiedades químicas básicas aún son desconocidas”. FUENTE: RT.