martes, 19 de septiembre de 2017

Impulsores genéticos: ¿Un “arma biológica” para destruir especies?

“Si se pudiera extinguir totalmente especies que una empresa o institución considere dañinas ¿estaría justificado hacerlo? ¿Quién lo decide? ¿Cómo afectará las cadenas alimentarias y los ecosistemas? El arma ya existe y aunque está en fase de prototipo, su desarrollo ocurre a un ritmo vertiginoso”. Ésta es la alarmante introducción con la que Silvia Ribeiro, una investigadora del grupo ecologista ETC, denuncia el desarrollo y las controvertidas implicaciones ambientales de los “impulsores genéticos”.

¿QUÉ ES UN IMPULSOR GENÉTICO?

Se trata de una nueva tecnología de ingeniería genética que puede alterar permanentemente especies mediante el impulso de un “carácter” determinado dentro del ciclo reproductivo del organismo. Un carácter es una cualidad determinada genéticamente (por ejemplo, color de los ojos). En la reproducción sexual normal, un carácter tiene solamente el 50% de posibilidades de expresarse. Con un impulsor genético, sin embargo, ese carácter es “impulsado” de tal forma que todos los descendientes siempre llevan y expresan el rasgo y alertan de la posibilidad de que esta tecnología pueda utilizarse con fines militares: “Los impulsores genéticos son un caso clásico del uso ‘doble’ de la tecnología, lo que significa que una vez desarrollados para un fin, los impulsores genéticos podrían también utilizarse como arma o agente de guerra biológica. Por ejemplo, ya se está trabajando en hacer gusanos parásitos con impulsores genéticos para erradicarlos. La misma tecnología podría usarse para hacer que esos gusanos diseminen en-fermedades o toxinas. Ya se crearon en laboratorio impulsores genéticos en levaduras y se pueden diseñar para que sean dañinas para los humanos. La liberación de un impulsor genético en un campo agrícola podría atacar la producción alimentaria de un país entero. Y los impulsores genéticos en mosquitos y otros insectos se pueden usar para distribuir toxinas letales con su picadura”.

FUERTE OPOSICIÓN AL USO DE IMPULSORES GENÉTICOS

Silvia Ribeiro, a quien nos referíamos al comenzar este artículo, explica: “(Un impulsor genético) es una construcción transgénica que ‘engaña’ a la naturaleza para que las especies de reproducción sexual (plantas, insectos, animales, humanos), pasen forzosamente un gen foráneo a todas las generaciones posteriores. Es una vía biotecnológica que destruye la ventaja desarrollada en la co-evolución de las especies en millones de años con la reproducción sexual”.

71 gobiernos y 355 ONG que pertenecen a la IUCN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza), presentaron una enmienda al uso de impulsores genéticos, aplazando así el respaldo de la propia IUCN a la investigación, experimentos de campo y uso de impulsores genéticos hasta que se analicen en profundidad y evalúen sus impactos en la biodiversidad y en cualquier otro aspecto.

Además, 30 personalidades, entre las que hay profesionales del ámbito científico, ecologistas, abogados y líderes indígenas han elaborado y firmado un comunicado en contra del uso de esta aplicación científica.

“Consideramos que una tecnología tan poderosa y potencialmente peligrosa como los impulsores genéticos -reza el primer párrafo de este comunicado-, cuyas consecuencias im-previstas no han sido estudiadas ni probados, ni tampoco ha sido evaluada en sus impactos éticos y sociales), no debe promoverse como herramienta de conservación”.

Y este es uno de los fragmentos que mejor resume el espíritu de su oposición al uso de impulsores genéticos: “Quienes firmamos, líderes y practicantes de los campos de la ciencia, la política, la protección ambiental, la conservación y el derecho, estamos alarmados ante el hecho de que algunas organizaciones de conservación han aceptado financiar y promover la liberación al ambiente de organismos diseñados con conductores genéticos. Proponen usar deliberadamente la extinción como herramienta, en contradicción directa con el propósito ético de las organizaciones de conservación, que es proteger la vida en la Tierra. También nos preocupa el potencial uso de los conductores genéticos como armas de guerra y sus aplicaciones en la agricultura, y que los actuales esquemas regulatorios no son capaces de evaluar y gobernar esta nueva tecnología”. FUENTE: RT.

viernes, 15 de septiembre de 2017

Superdotados ¿Qué hacer cuando tu hijo o hija nace con un talento especial?



Con frecuencia, los niños superdotados sufren rechazo y más de un 50% acoso escolar. No compartir los mismos intereses que los demás les lleva a sentirse incomprendidos.

El día en la familia García empieza muy temprano, a las 5:30 de la mañana y, casi desde esa hora, ya se están leyendo libros. Después, se suceden las diversas actividades extraescolares como música o literatura. Otra de las peculiaridades es que en casa se hablan varios idiomas y no tienen televisión, por recomendación de los expertos; estamos ante una familia con un coeficiente intelectual superior a la media.

Ada García es superdotada, pero también lo son sus hijas de once y de seis años. “En el caso de la mayor nos dimos cuenta cuando sabía el abecedario y los colores con catorce meses, y repetía de memoria los cuentos que le leíamos de noche. La pequeña es más tímida y trataba de pasar desapercibida, pero daba soluciones a problemas de la vida cotidiana de una manera sorprendente y decía frases muy profundas”, comenta.

Poseer una gran inteligencia supone querer conocer cada vez más asuntos, por eso, en su entorno familiar, las preguntas existenciales son formuladas desde edad temprana.

La razón de no tener televisión se debe a que las pequeñas podrían enterarse de asuntos que, a diferencia de otros niños, les supondrían mucho estrés. “Una vez, cuando informaron por televisión que se acercaba un meteorito a la Tierra, estuvieron una semana en que casi no podían dormir”, recalca Ada.

Las investigaciones apuntan que la superdotación intelectual tiene cierto componente genético, razón por la que en una misma familia suelen darse varios casos; pero la misma importancia para su desarrollo la tiene, no solo la herencia sino la educación.

Si un alumno superdotado no recibe una educación adecuada será un estudiante como los demás. Aún así, muchas personas esperan a la edad adulta para someterse a las pruebas de evaluación; pese a que, desde pequeños, ya se sabían diferentes al resto.

Integrarse en la normalidad

El coeficiente intelectual (CI) fue aplicado en 1912 por el psicólogo estadounidense William Stern a partir de una serie de pruebas. La mayor parte de las personas poseen un CI de entre 85 y 115, pero existen diversos valores a tener en cuenta antes de definir a una persona como superdotada.

Normalmente cualquier puntuación que pase de los 140 se cataloga como de alto coeficiente intelectual, y por encima de 160 se les califica de excelencia. A partir de 180 se les da el nombre de genios.

Se les defina como se les defina, los individuos de alto coeficiente intelectual presentan ciertos rasgos comunes.

La gran mayoría tiene una gran sensibilidad y creatividad, empatía, individualismo, pérdida de atención, manipulación, perfeccionismo y autocrítica, competitividad, memoria prodigiosa, placer por las letras y/o las matemáticas, pero también inestabilidad emocional.→

→Muchas personas no saben que son superdotadas, pese ser brillantes en determinadas materias. Se estima que en torno al 3% de los niños tiene un coeficiente intelectual superior al considerado normal, pero solo 1 de cada 38 está diagnosticado.

Asimismo, solo un tercio de los superdotados son mujeres, hecho que responde, según los expertos, a factores culturales. La tendencia a la discreción hace que la población femenina —pese a ser más precoz— desarrolle de menor manera un talento especial.

Existentes diferentes asociaciones o centros dónde identificar y ayudar a los superdotados. Las técnicas de orientación psicológicas especializadas en este tipo de personas, están diseñadas para desarrollar su máximo potencial, así como mejorar la autoestima y las habilidades sociales; pero también están indicadas para los padres, ayudándoles a reconocer, apoyar y motivar a sus hijos.

En general, los sistema educativos habituales no son muy propicios para este tipo de alumnos. La investigación y la creatividad se suelen relegar en la escuela a un segundo plano y únicamente se basa en libros de textos, sin permitir otro tipo de aprendizajes.

A eso hay que añadir la falta de información de muchos docentes con respecto a este tema que, a la larga, impide el pleno desarrollo intelectual de estos niños.

La Asociación Española para Superdotados y con Talento (AEST) es un organismo sin ánimo de lucro fundado hace más de 25 años para dar servicio a superdotados y sus familias, pero también a los psicólogos, pedagogos o profesores.

Alicia Rodríguez Díaz-Concha es su presidenta y entiende que el principal problema al que se enfrentan estos niños surge de la idea de que, al tener mayor capacidad, no necesitan ayuda alguna.

“Al haber mayor concienciación social por atender los casos de dislexia, niños bipolares, con síndrome de Asperger, etc., los profesores y orientadores cuentan con más recursos, herramientas y formación sobre cómo ayudarles mientas que hay un desconocimiento casi absoluto sobre el apoyo que precisan los alumnos de altas capacidades”, recalca Rodríguez.

Según el estudio británico “National IQ Scores - Country Rankings”, elaborado por los expertos Richard Lynn, de la Universidad de Cambridge, y Tatu Vanhanen, de la Universidad de Tampere (Finlandia) en 2014, Uruguay es el país con un mayor porcentaje de jóvenes superdotados y con altas capacidades de América Latina, situándose en el puesto decimosegundo a nivel mundial, seguido de Argentina, Chile, Bolivia y Brasil.

Singapur es el país que ocupa el primer lugar a nivel mundial y después los también asiáticos, Corea del Sur y Japón, según este estudio.

“Esto sucede, entre otros factores, porque en esos países el sistema educativo no está reglado por edades y utilizan temarios flexibles. El modelo entiende a estos alumnos como un potencial humano de progreso respetando su diferencia” apunta Rodríguez.

La dificultad de ser diferente

Los prejuicios y mitos hacen que se tenga una idea equivocada de los superdotados, considerándolos pedantes o repelentes, lo que conlleva más a su aislamiento, según apunta Alicia Rodríguez.

Debido a su falta de atención por aburrimiento, o su hiperactividad y nerviosismo, en muchas ocasiones se les diagnostica por error, confundiéndoles con pacientes de TDAH (Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad), indica la experta.

De hecho, si no se detecta a tiempo, los niños pueden presentar desmotivación y fracaso escolar. “Los problemas más frecuentes son la incomprensión, lo que suele producirles problemas alimentarios, estados depresivos y de ansiedad que pueden a veces confundirse con otros trastornos”, agrega.

Ante la sospecha de que tengamos un hijo superdotado, Rodríguez aconseja acudir a un psicólogo clínico con experiencia en altas capacidades y, en caso de confirmarse, informar al colegio para que gestione los recursos necesarios.

“Lo ideal es realizar una prueba preliminar a partir de los cuatro años para confirmar si necesita apoyo en algo pero, por desgracia, no se hace hasta que la situación no se complica, porque tanto la superdotación intelectual como la falta de la misma no se aprecian tan fácilmente como unos pies planos”, explica.

Soportar los costos económicos de las clases extraescolares que necesitan estos niños para su completo desarrollo no es apto para todos los bolsillos, indica la especialista.

En las aulas, como en la vida familiar y el entorno social, hay factores determinantes para que los superdotados puedan vivir con normalidad, tales como una actitud positiva y comprensiva de profesor, padres y amigos; pero no siempre es así.

“Nosotros les hemos explicado que eran diferentes pero porque tienen más facilidad para unas cosas y menos para otras. Y eso no es necesariamente malo, aunque no resulta fácil en una sociedad en la que prima la conformidad con el grupo”, asegura García.

Sin duda, aceptar las diferencias, sean ideológicas, raciales, sexuales o intelectuales; y vivirlas como un privilegio y no un problema, es el componente necesario para aceptarse uno mismo e integrarse en una sociedad no acostumbrada al individualismo. •

martes, 12 de septiembre de 2017

¿Cuál es la diferencia entre una bomba de hidrógeno y atómica?

Este pasado domingo 3 de septiembre, Corea del Norte realizó la prueba de una bomba de hidrógeno, un acontecimiento que ha suscitado la condena de muchos países. Corea del Sur explicó que esta sexta prueba nuclear fue de 100 kilotones, unas cuatro o cinco veces más potente que la bomba nuclear lanzada sobre la ciudad japonesa de Nagasaki en 1945.

Alrededor del tema han surgido muchos interrogantes y pese a que al igual que una bomba atómica, una bomba de hidrógeno también presenta un riesgo masivo, cada una de ellas cuenta con un sistema de funcionamiento y un poder de destrucción diferente.

¿EN QUÉ SE DIFERENCIAN?

Su principal diferencia radica en el proceso que se requiere para que cada una de ellas lo-gre liberar enormes cantidades de energía, fe-nómeno en la que radica su poder de destrucción.

Por un lado, la bomba atómica o bomba de fisión nuclear se basa en la división (fisión) de un núcleo atómico en dos o más núcleos pequeños generando consigo una reacción en cadena y la liberación de energía en forma de radiaciones gamma y energía cinética. Fuente RT.

viernes, 8 de septiembre de 2017

Experimentos fáciles El líquido esquimal

Hoy vamos a realizar un sencillo experimento en el podrán participar todos los pequeños de la casa o de la unidad educativa. Averiguaremos cuál de los dos líquidos, el agua o el alcohol, es el líquido esquimal.

PROCEDIMIENTO

Para comprobar cuál de estos dos líquidos, el agua o el alcohol, es un verdadero líquido esquimal, tenemos que someterlos a muy bajas temperaturas.

Para ello cogemos los dos vasitos. En el primero echamos un poquito de agua y, en el segundo, un poquito de alcohol.

Vamos a hacerles unas marcas para saber cuál es el agua y cuál es el alcohol. A continuación, metemos los vasos en el congelador y los dejamos dentro unos días para averiguar cuál de estos dos líquidos es el líquido esquimal.

Pasados unos días, los hemos sacado del congelador y estos son los resultados: Como se ve, el agua se ha quedado totalmente congelada, mientras que el alcohol sigue líquido.

EXPLICACIÓN

Pero, ¿qué es lo que ha pasado aquí? Es tan sencillo como explicar que el alcohol puro se congela a una temperatura distinta que el agua pura pero, ¿cuál es esa temperatura? Tienes que saber que el alcohol puro se congela a una temperatura de -110 grados, mientras que el agua se congela a una temperatura de 0 grados.

Por eso, dentro del congelador, el al-cohol nunca alcanza la temperatura que debería para llegar a congelarse y, cuando lo sacamos, sigue líquido, a diferencia del agua. De Internet.

MATERIALES

- Agua

- Alcohol sanitario

- Dos vasos pequeños de cristal

- Un congelador


jueves, 31 de agosto de 2017

Científicos prueban nueva técnica para retirar células de los pulmones



Con el objetivo de encontrar una forma de regenerar el tejido de los pulmones, un equipo del Centro Médico de la Universidad de Columbia, en Nueva York, probó en ratas un nuevo enfoque para extraer las células de las vías respiratorias y mantener el resto de la estructura del órgano.

La investigación, publicada hoy en la revista Science Advances, podría en el futuro ofrecer una solución a la búsqueda de terapias para tratar a los pacientes con una enfermedad pulmonar en etapa terminal.

Actualmente, el único tratamiento definitivo para este tipo de enfermedad es el trasplante, una intervención limitada por la baja cantidad de órganos aptos para este procedimiento.

"Las estrategias dirigidas a incrementar el número de pulmones trasplantables tendrían un impacto profundo e inmediato", consideran los autores de este estudio.

También señalan que una "intervención temprana con terapia genética o celular podría ofrecer incluso mayores beneficios al promover la reparación y regeneración pulmonar, lo que de ese modo podría reducir la progresión de la enfermedad y, finalmente, evitar la necesidad del trasplante".

El problema, observa el texto, es que la complejidad propia del órgano dificulta los trabajos de ingeniería destinados a diseñar pulmones trasplantables.

Hasta ahora, los órganos creados han tenido un funcionamiento limitado y han fallado horas después del trasplante, recuerdan los autores.

Por ese motivo, al encarar la investigación optaron por crear un nuevo enfoque y concentrarse solamente en las vías respiratorias.

El equipo trabajó con un modelo animal con ratas, en las que extrajo el epitelio -la capa celular más superficial- de las vías.

De esa manera, los investigadores dejaron intactas la estructura y la red de vasos del resto del órgano, antes de implantar tejido humano.

Como resultado, observaron que el órgano no solo aceptaba las células pulmonares humanas, sino que también permitía su crecimiento.

El estudio tiene varias limitaciones y los investigadores reconocen que algunas células del epitelio original quedaron en el órgano, que utilizaron pulmones sanos y que no analizaron los cambios inmunológicos que pudieron ocurrir en el procedimiento.

A pesar de eso, el equipo de investigación cree que esta metodología "puede hacer frente a algunos de los desafíos que han retrasado el progreso en la bioingeniería pulmonar" y que "puede abrir nuevos caminos" en el campo de la medicina regenerativa.

Además, los autores consideran que la técnica también podría aplicarse a otros órganos, como el hígado y los riñones. (30/08/2017)

martes, 29 de agosto de 2017

Pila es energizada mediante saliva



Unos científicos desarrollaron una batería que se activa a través de la saliva y que puede ser utilizada en condiciones extremas donde las baterías normales no funcionan.

Durante los últimos cinco años, Seokheun Choi, de la Universidad de Binghamton en Nueva York, Estados Unidos, se ha centrado en desarrollar microfuentes de energía para alimentar en regiones con recursos limitados biosensores de diagnóstico en puntos de atención sanitaria; y ha creado varias baterías basadas en papel que se energizan a través de bacterias.

Vacuna de plantas, las partículas ayudan a combatir el virus de la polio



Un equipo de científicos ingleses ha utilizado unas partículas de las plantas para producir una vacuna que combata el poliovirus, investigación que podría representar un enorme avance hacia la erradicación global de la enfermedad, según publica Nature.

Los investigadores del John Innes Centre de Norwich (Inglaterra) utilizaron para este tratamiento innovador un método que se sirve de unas partículas semejantes a los virus (llamadas VLP) --imitadores no patógenos del poliovirus- que crecen en las plantas.

Según este estudio, los genes que transportan la información necesaria para producir esas VLP se infiltran en los tejidos de la nicotiana benthamiana, una pariente del tabaco.

La planta huésped reproduce entonces grandes cantidades de ellos utilizando sus propios mecanismos de expresión proteica.

Los VLP parecen virus, pero no son infecciosos. Han sido manipulados biológicamente para que no contengan el ácido nucleico que permita que los virus se repliquen.

Esto significa que imitan el comportamiento del virus, estimulando el sistema inmunitario a responder sin causar una infección de poliomielitis.

Las pruebas de laboratorio demostraron que los imitadores del poliovirus proporcionaban a los animales inmunidad contra la enfermedad, allanando el camino para la producción de vacunas humanas.

Las plantas

El profesor George Lomonossoff, uno de los participantes en la investigación, indicó a la revista que para llegar a esos hallazgos se empleó una combinación de "ciencias de las plantas, virología animal y biología estructural".

"La pregunta para nosotros ahora es cómo ampliarla, no queremos detenernos en una técnica de laboratorio", comentó.

"El poliovirus es una enfermedad muy desagradable y ciertamente hasta la década de 1950 fue un flagelo real", dijo el profesor Lomonossoff.

Los imitadores, según explica Nature, emulan el comportamiento de los virus, estimulando el sistema inmunológico para responder sin ocasionar una infección de poliomielitis.

Los test de laboratorio demostraron que los imitadores de los poliovirus proporcionaron a los animales inmunidad frente a esa enfermedad, lo que allana el camino para poder crear vacunas humanas a partir de las plantas a mayor escala.

"La belleza de este sistema de hacer crecer imitadores no patológicos de los virus en las plantas es que impulsa nuestra capacidad de producir candidatos de vacunas para combatir amenazas emergentes a la salud humana", apuntó Lomonossoff.

En los últimos 20 años, las plantas han pasado a hacer la competencia a las bacterias y a los cultivos de células de insecto, por ejemplo, como sistema de producción de material farmacéutico.

El Centro John Innes ha participado en el proyecto junto al Instituto Nacional de Estándares Biológicos y Control, la Universidad de Oxford, la Universidad de Leeds, Diamond Light Source y el Henry Wellcome Building for Genomic Medicine.

El avance fue realizado por el consorcio financiado por la Organización Mundial de la Salud.

El poliovirus se ha reducido en 99 por ciento desde 1988 debido a la Iniciativa Mundial de Erradicación de la Poliomielitis dirigida por la OMS. Las vacunas actuales contra la polio, sin embargo, requieren la producción de grandes cantidades del virus.

El uso del virus vivo no sólo representa un riesgo de escapar, sino que el uso del virus atenuado vivo (debilitado) mantiene eficazmente la poliomielitis en la población mundial.